MENU

Escarificar césped

Escarificar el césped

Escarificar es una de las tareas más importantes para optimizar la salud de tu césped. ¿Cómo hacerlo, cuándo y por qué? Te lo explico todo a continuación.

Con esta guía saldrás de dudas, te voy a mostrar todo lo que necesitas conocer acerca del proceso de escarificado del césped: significado, motivos para su realización, época ideal, frecuencia y la mejor forma de escarificar.

Sepas mucho, poco o nada de esta tarea, sigue leyendo.

¡Empezamos!

¿Qué significa escarificar el césped?

La RAE nos da la siguiente definición: «remover la tierra para que se airee».

Pero esta definición se refiere a tareas agrícolas en general.

La acción del escarificado referida al césped consiste en romper la capa de fieltro, colchón o «thatch» que se forma debajo de las hojas. Esta capa está compuesta de raíces, hojas secas, tierra y otros restos orgánicos.

El «thatch» puede llegar a ser de varios centímetros.

En la imagen inferior puedes ver un caso extremo donde se diferencia claramente la parte aérea, la gruesa capa de fieltro y el «suelo verdadero».

Capa de fieltro o thatch en césped natural

¿Por qué es necesario realizar un escarificado periódico?

El fieltro del césped impide la ventilación del suelo y dificulta la absorción de nutrientes y agua. Esto se traduce es un debilitamiento de las hojas. También se multiplican las enfermedades.

Además de tener una pradera menos saludable, si no realizas escarificados periódicos aumentará el coste de mantenimiento. El riego y el abonado reduciran su eficacia, necesitarás más agua y más abono para mantener tu césped en un estado aceptable.

En definitiva, establecer un programa de escarificado es vital para optimizar la salud del césped, evitar enfermedades y minimizar el gasto de agua y abono.

Escarificar favorece la permeabilidad del suelo y estimula el crecimiento de las plantas.

¿Cuánto fieltro o thatch es aceptable?

Es posible que salgas a tu jardín, remuevas con el dedo y veas que debajo de las hojas hay tierra. Quizá deduzcas que no es necesario escarificar. Error. Es fácil confundir el «thatch» con la «tierra verdadera». Para saber si tu césped necesita ser escarificado debes cortar un bloque y valorar la situación.

¿Donde empieza el suelo? Esa es la clave para calcular la cantidad de «thatch» o fieltro presente en tu césped.

  • Hasta 1 centímetro: Las raíces logran superar el thatch y llegar al suelo verdadero.
  • Entre 1 y 2 centímetros: Dificultades para penetrar. Debilidad en las plantas.
  • Más de 2 centímetros. Las raíces no lograrán llegar al suelo.

Aunque las raíces no tienen problemas en profundizar con un fieltro de hasta un centímetro, es fundamental controlarlo y mantenerlo al mínimo (unos pocos milímetros) para evitar enfermedades y reducir el mantenimiento. Para ello recomendamos realizar al menos un escarificado anual.

Si tu pradera tiene varios centímetros de fieltro tendrás que realizar varios escarificados espaciados, esperando siempre a que el césped recupere por completo entre uno y otro, para así lograr mantenerlo en valores aceptables.

Representación del Thatch en el césped

¿Cuándo es la mejor época para escarificar?

Hay dos épocas recomendables para hacer esta labor: primavera y otoño. Preferiblemente a principios de primavera y principios de otoño.

Estas son las estaciones más favorables para crecimiento y desarrollo del césped. Realizando en estos momentos tan favorables permitimos una recuperación de las plantas completa y rápida.

Salvo casos excepcionales, evita los meses «extremos». No escarifiques en pleno verano ni tampoco en invierno, en esos meses las plantas estarán sometidas a un gran estrés debido a las temperaturas.

¿Cada cuánto hay que escarificar?

Cada jardín es único, pero como mínimo es necesario hacer escarificado en primavera.

Algunas variedades de césped tienden a acumular mucho fieltro y pueden requerir de varios escarificados anuales. Hay otros factores que favorecen la formación de fieltro: abonado excesivo, PH bajo, tierra pobre en nutrientes, terreno compacto o jardines con mucho pisoteo.

Las pautas generales son:

Escarificados en función del tipo de césped

  • Variedad de césped resistente: Una vez al año (primavera).
  • Variedad de césped ornamental: Dos veces al año (primavera y otoño).

En general, cuanto más fina y estética sea la variedad sembrada, más escarificados y mantenimiento necesitará.

Un caso extremo es la variedad agrosis stolonifera (presente en los greens de los campos de golf), requiere escarificados cada 15 días. Los campos de fútbol y de tenis se escarifican entre 4 y 8 veces al año.

Escarificados en función del tipo de suelo y del uso

  • Suelo bien drenados o jardín con poco pisoteo: Una vez al año (primavera).
  • Suelo compactos o jardín con mucho pisoteo: Dos veces al año (primavera y otoño).

Teniendo en cuenta lo anterior pueden darse varios escenarios. Un jardín ornamental que apenas se pise y bien drenado solo necesitará un escarificado. Y al contrario, una pradera de césped resistente con mucho pisoteo y un suelo relativamente compactado puede necesitar dos o más escarificados.

Ahí entra en juego tu criterio: realiza una cata del suelo y valora.

Escarificado de césped

¿Cómo hay que escarificar una pradera?

Es fácil, solo debes seguir estos pasos:

  1. Corta el césped muy bajo, en torno a 2 centímetros.
  2. Realiza una pasada con el escarificador, siempre en la misma dirección.
  3. Recoge los restos.
  4. Realiza otra pasada con la escarificadora, esta vez en dirección opuesta.
  5. Retira los restos.
  6. Cubre con una capa orgánica (recebado) y resiembra. Riega abundantemente.

Este último paso es opcional, pero muy recomendable.

¿Cuánto tarda en recuperarse el césped?

Prepárate para el «sock» que sufrirás si nunca has hecho esta tarea tan importante. El susto es doble, primero porque recogerás cantidades ingentes de «césped muerto», mucho más de lo que crees, y segundo porque tu jardín quedará con un aspecto lamentable.

No te asustes. Aprovecha para resembrar. Receba con arena y materia orgánica y riega abundamente.

El plazo de recuperación oscila entre 3 y 6 semanas, pero depende de varios factores: clima, variedad, tipo de suelo… Fíjate en la imagen inferior tras seis semanas de un intenso escarificado.

Resultado después de escarificar el césped

Ahora sabes qué es escarificar y por qué debes hacerlo todos los años en tu jardín.

¡La salud de tu césped está en juego!

Deja una respuesta