MENU

Airear el césped

El aireado del césped

Todo lo que necesitas conocer sobre airear el césped: ¿En qué consiste? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Cuándo se debe hacer? ¿Cómo realizar el aireado del jardín? Esto, y más, a continuación.

Con demasiada frecuencia se confunden dos de las tareas más importantes para tener un césped saludable: el aireado y el escarificado.

Son tan diferentes que no deberían causar confusión.

A continuación te explicaré en qué consiste airear el césped y cómo hacerlo correctamente.

Empezamos.

Aireación del suelo del césped

¿Qué es airear el césped?

El aireado del césped es una tarea habitual entre profesionales, especialmente en los greens de golf y en los campos de fútbol que exigen superficies perfectas.

Esta labor es vital para mantener la óptima salud del césped, sin embargo apenas se realiza fuera del ámbito profesional.

Airear consiste en pinchar el suelo para mejorar sus propiedades, mejorando así el crecimiento y el desarrollo de las plantas de césped. Existen dos sistemas de aireado:

  • Pinchado sencillo: realiza orificios con puntas o pinchos.
  • Sacabocados: extrae porciones de suelo con puntas huecas.

Es mucho mejor airear el césped con pinchos huecos o sacabocados, los resultados son superiores a los del pinchado convencional.

Suelo aireado

¿Por qué no tiene nada que ver con el escarificado?

Escarificar tiene el objetivo de romper y eliminar el «thatch» o fieltro que el césped tiende a formar, esta tarea tiene nula incidencia en las propiedades del suelo. Por contra, el aireado se centra en mejorar el terreno.

Lo único que tienen en común estas dos labores es que con el aireado se produce una leve disminución en la capa de paja o fieltro, pero es tan residual que no compensa hacerlo por este motivo.

¿Cuáles son los beneficios del aireado?

El aireado disminuye la compactación del suelo, este es uno de los grandes enemigos del césped.

En terrenos compactados el aire no circula, disminuye el oxígeno en el suelo reduciendo la absorción de nutrientes. Aparecen dificultades con el drenaje, el agua no penetra con facilidad. Además, en estos terrenos las raíces no tienen un correcto desarrollo radicular, siendo el caldo de cultivo perfecto para enfermedades.

Por si fuera poco, en un suelo compacto germinarán con facilidad malas hierbas, entre ellas la poa annua una de las más complicadas de eliminar. Por último, pero no menos importante, la compactación aumenta el coste de mantenimiento del jardín, siendo necesario aportar más cantidad de abono y agua.

Suelo compacto aireado

¿Cada cuánto hay que airear el césped?

Airear permite descompactar el suelo, aunque es una tarea que debe realizarse periódicamente para ver resultados.

Es vital en jardines muy transitados o en zonas donde el terreno, por sus características, tiende a compactarse. Si es tu caso, te recomiendo airearlo dos veces al año, en primavera y otoño, junto con el escarificado del césped.

No tengas miedo en aumentar la frecuencia de aireados si tu terreno es muy pobre o si buscas un césped perfecto. Los campos profesionales (golf, fútbol o tenis) airean hasta cinco y seis veces al año.

¿Qué ocurre si tu terreno es «normal»? Con un jardín medio, sin pisoteo excesivo y con suelo equilibrado, es suficiente aireado anual. Se puede hacer en primavera o en otoño.

Si el terreno es arenoso esta tarea pasa a un segundo plano, con un aireado cada dos o tres años será más que suficiente.

¿Cómo se debe realizar esta labor?

Como he comentado anteriormente hay dos sistemas: pinchado simple y sacabocados.

Cada uno de ellos requiere de unas herramientas distintas, pero tienen varios puntos en común:

  • Se realizan agujeros espaciados a unos cuatro o cinco centímetros.
  • Es recomendable recebar con arena o arena y mantillo.
  • Conviene abonar, regar y no pisar en, al menos, un par de semanas.

Estas son las mejores herramientas y máquinas para airear el césped.

Aireado del césped

Deja una respuesta